Porno responsable: entrevista con Irina Vega

Porno responsable: entrevista con Irina Vega

“La ética, en cualquier ámbito, tiene que empezar por el consumidor”.

Cuando Nextia.uno empezó a investigar sobre cómo se forma la sexualidad de nuestros adolescentes, no esperábamos que la pornografía fuera un componente tan determinante. La página de pornografía gratuita más conocida del mundo recibe 115 millones de visitas al día. ¿Cómo ha llegado a esa posición de dominio? ¿Qué contenido alberga?
Las respuestas a esas preguntas dibujan un paisaje preocupante. Sin embargo, la pornografía y su consumo no tienen por qué estar desprovistos de valores éticos. Hoy, conversamos con la reconocida directora y productora de pornografía alternativa, Irina Vega, para saber más sobre el tema.

Irina Vega, ex actriz porno, directora y productora de pornografía ética y CEO de AltPorn4U. Foto por Diego Vinezla.

Durante la última década, has trabajado en la industria pornográfica como actriz y como directora. Ganaste el premio Ninfa 2018 como mejor actriz. Desde hace más de 10 años eres la CEO de AltPorn4U, plataforma en la que participan diversos creadores artísticos entorno al porno ético. Además, tienes una agencia de modelos para performers pornográfixs llamada European Muses. Es una trayectoria impresionante.

¡Gracias! He ganado varios y el que más ilusión me hizo fue el primero, a mejor editora de vídeo, en 2016. Yo me veo mucho gestionando la web y editando los vídeos. Fue la primera y única edición en que dieron este premio. Y en 2018 fue el último año que trabajé como actriz, y ganar el premio Ninfa a mejor actriz fue como un reconocimiento por todos los años en que he estado trabajando como performer. Pero ese año también cayó el premio a mejor web [para AltPorn4U], y la verdad es que me gustó que un festival de porno generalmente dedicado al porno convencional nos reconociera ese trabajo dentro de la industria, por lo menos en España.

¿Me podrías dar algún dato para comparar las visitas a AltPorn4U (y de alguna manera a la pornografía ética) con las visitas a pornografía convencional?

He revisado las visitas que tuvimos a la web en 2019, y fueron alrededor de 1.300.000, pero no sé por qué cifras se mueve el porno convencional.

Está circulando un manifiesto contra las páginas web de pornografía mainstream como PornHub, ¿me puedes hablar un poco de ello?

Una de las personas que está en ello es Laila [Mickelwait], que lleva también la campaña de Change.org llamada “traffickinghub”. El Manifiesto nació a raíz de esta petición de firmas, pues varios periodistas de investigación expusieron abiertamente prácticas llevadas a cabo en PornHub y que no eran casos aislados: vídeos de violaciones reales, vídeos con actrices menores coaccionadas. Además, la red Mindgeek [empresa propietaria de PornHub] tiene muchas páginas de tubes [1] y utilizan el mismo sistema que PornHub. Horroriza, pero a la vez no sorprende.

El sector se ha unido para verbalizar que no estamos de acuerdo con ellos [las páginas de tubes] desde el principio, pero menos aún con todas estas prácticas. Cuando se habla de pornografía, nos engloban a todos, pero las productoras y trabajadores de pornografía ética/feminista no trabajamos así. De hecho, nuestras prácticas son totalmente distintas. Explicamos al público que nosotros también hemos sido víctimas de estos tubes, que llevan años pirateando nuestro contenido y ganando dinero con nuestro trabajo, y ahora están intentando monopolizar el porno o, haya sido o no su intención, es lo que están haciendo. Mucha gente va a lo fácil, entra en una página de tube, es gratis y es un sistema ideado para que sea muy sencillo. Pero no se paran a pensar por qué es gratis o las consecuencias que tiene ver porno en esas páginas. Es posible que, si esto sigue así, el porno provenga solo de MindGeek si las productoras pequeñas son pirateadas y robadas.

¿Cuál es la historia de PornHub con la piratería?

Hasta no hace mucho, todo su contenido era robado, no tenían ninguna producción propia. Ahora están tratando de implementar cosas como que los y las performers tengan su propio canal, suban sus vídeos y cobren por ello. Genial. Pero eso es una tirita en una puñalada. Porque han estado robando y haciendo dinero a costa del trabajo de terceros, y siguen haciéndolo. Saben que hay mucho contenido pirata en su plataforma, y ganan dinero con ello. Podrían retirarlo: la tecnología existe. Deberían poner medios para controlar quién sube el contenido, para que cualquier persona no pueda subir el contenido que ha robado. Es fundamental.

El contenido de PornHub se puede reportar por varias razones, como la presencia de menores de edad o de contenido inapropiado. Una vez que alguien reporta el contenido, ¿se quita rápido de PornHub?

Yo he encontrado contenido mío y lo he reportado, y han tardado entre tres días y una semana. Pero en los casos de las menores que fueron violadas y cuyas grabaciones se subieron a PornHub, tardaron meses en quitarlos. No alcanzo a entender por qué.

La política de PornHub es que uno mismo denuncie que le han robado contenido. Cuando me ha pasado a mí, he tenido que dar todos mis datos, los de mi empresa, dar el link al vídeo original. Claro, en un caso como este, es evidente que es robado y lo quitan rápido. Aun así, a mí me supone una inversión de tiempo importante. Si lo hacen con las mismas premisas para las menores violadas, es probable que les hayan pedido demostrar que son ellas y que es una violación. Es increíble.

¿Sabes o tienes una idea de cuánta gente en España conoce la existencia del porno ético?

La verdad es que hay bastante desconocimiento al respecto. Es complicado, porque cuando alguien busca porno se encuentra fácilmente con el porno mainstream porque invierten mucho en marketing y están posicionados. Si lanzas una búsqueda de porno, el porno ético aparece tras varias páginas de resultados. El usuario tiene que hacer un “trabajo de búsqueda” para encontrar ese tipo de porno.

¿Qué grandes diferencias hay entre el porno mainstream y el porno ético/alternativo/feminista?

En el porno ético hay más diversidad en cuanto a las personas que aparecen en pantalla. En cuanto a género, tipos de cuerpo, etc. Además, es más ético detrás de las cámaras, también en el proceso creativo. Y es un entorno menos industrializado o mecánico. Yo misma he trabajado en porno mainstream para ver la línea que sigue, y te sientes como una persona entre miles. No se preocupan por ti como persona: vas y ruedas.

En cambio, cuando produzco, tengo un contacto más familiar con la gente. Tengo una idea o concepto de escena y eso me hace pensar en una persona. Hablo con ella y creamos la escena conjuntamente. O bien de entrada pienso con el/la performer qué podríamos hacer. No vemos a las personas como objetos, como en el porno convencional, sino como personas con sus propios gustos, y por eso filmamos las escenas con base en sus gustos reales. Si no, en el porno convencional es “quiero que hagas esto y lo vas a hacer porque te estoy pagando”.

¿Y el consumo de porno alternativo siempre es de pago?

Por lo general, sí. Uno de sus valores es que performers y equipo reciban una remuneración por su trabajo. La ética, en cualquier ámbito, tiene que empezar por el consumidor.

Eso deja fuera de su consumo a los menores de edad.

Esta es una de las razones por las que creo que hay que hacer mucho hincapié en prohibir los tubes. Si un menor puede entrar a ver porno, verá porno gratuito y ¿qué idea va a tener del sexo? En PornHub, por ejemplo, hay un vídeo titulado “mejor vídeo de porno” que es el horror. Precisamente porque allí no accedes al vídeo en su contexto. Es un video pirateado, con millones de visitas, de una producción original de BDSM [2]. Es una representación de una mujer violada por unos diez hombres. Pertenece en realidad a una página de BDSM y el vídeo original empieza preguntándole a la chica cuál es su fantasía sexual, y es esa. Hacen el vídeo y después la vuelven a entrevistar y explica las partes que más le han gustado y lo que no le ha gustado. Cuando robas ese vídeo, cortas las entrevistas, lo cuelgas en PornHub y lo titulas “mejor vídeo de porno”, ¿qué puede pensar un menor? Va a pensar que una violación grupal está aceptada. Y hay que hacer mucho hincapié en el control al que deberían estar sometidos los tubes: cualquier persona puede robar un vídeo, sacarlo de contexto y colgarlo allí. Cualquier persona que suba un vídeo a una página para adultos debería mostrar su identificación porque tiene que “dar la cara” legalmente si pasa algo. Con esta simple medida se controlaría la entrada de menores en estas páginas. En cualquier web o plataforma ética de contenido para adultos un usuario debe pagar con su tarjeta de débito o crédito, por lo tanto al hacer la compra se garantiza que esa persona es mayor de edad.

¿Cómo llegan los menores a PornHub?

Por desgracia, los menores, para aprender sobre sexo, van a buscar la pornografía. ¿Queremos que vean eso?

Además, hay algunos performers muy conocidos que tienen canales de YouTube, en los que incitan a los menores a acudir a sus canales de PornHub. Me parece descarado que incentiven a los menores de YouTube a ir a PornHub, que es una página a la que no deberían entrar. Es posible que acaben viendo el “mejor vídeo de porno” que te comentaba, por ejemplo.

¿Qué opinas de que los menores consuman pornografía?

El porno, como tal, no creo que deba ser educativo. Pero desgraciadamente hoy en día ha llegado a serlo, por falta de alternativas. Hay que hacer hincapié en la educación sexual, que debe nacer de los propios padres: mejor que lo sepan por ellos que por páginas porno como esa [PornHub].

Hoy en día, en pornografía, uno puede encontrar lo que quiera, en cualquier momento. Cuando ves algo, sabes que puedes subir el nivel, y es muy fácil. ¿Dónde acabas llegando? ¿A qué extremo? Los menores que todavía no han tenido sexo, están viendo gang bangs [3].

Foto: gracias, Diego Vinezla y AltPorn4U.

*

En España, la gran mayoría de los niñxs ven imágenes pornográficas con regularidad antes de mantener su primera relación sexual. Con ella responden a sus preguntas sobre sexo porque, de momento, ni la escuela ni la familia son fuentes de información adecuadas. En esta entrevista, Irina Vega arroja una luz preocupante sobre el contenido que alberga la página web pornográfica más consultada, pero abre también una ventana sobre la pornografía ética/feminista/alternativa. Ser ciudadanxs responsables implica hacernos preguntas sobre la pornografía que consumimos y la manera en que lo hacemos.

*

Esta entrevista forma parte de una serie de publicaciones sobre menores y pornografía mainstream. Si te has perdido las entregas anteriores, puedes encontrar nuestro artículo introductorio aquí y la entrevista con la especialista en educación sexual Laila Pilgren aquí.


[1] Un tube es una página web que aloja vídeos y otro contenido subido por los usuarios.

[2] “BDSM” es el acrónimo de Bondage, Disciplina, Dominación, Sumisión, Sadismo y Masoquismo.

[3] El gang bang es un tipo de sexo grupal en el que una mujer o un hombre (pasivo) mantiene relaciones sexuales con tres o más hombres.

¡Comparte!/Partagez!/Share!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *